miércoles, 6 de mayo de 2009

Los directores del Hospital Gandulfo criticaron la gestión anterior



24-01-2007

A tan sólo 5 meses de haber asumido la dirección de uno de los hospitales más concurridos de la región, los directores asociados Nelson Donato, Oscar Palacios y Mónica Malchiodi recibieron a Info Región en su despacho y realizaron un análisis profundo sobre las reformas administrativas y burocráticas que está atravesando la institución...



Aunque los nuevos dirigentes al Hospital Luisa C de Gandulfo asumieron el 18 de agosto pasado, los pasillos del establecimiento de Lomas de Zamora continúan convulsionados por la partida de sus anteriores titulares y de varios jefes de sección que se han marchado envueltos en versiones sobre malas decisiones administrativas y conflictos internos. Nelson Donato, Oscar Palacios y Mónica Malchiodi, directores asociados del establecimiento detallaron en una entrevista exclusiva con Info Región los proyectos a futuro, las diferencias entre la nueva gestión y la anterior y los planes que piensan poner en marcha para mejorar el servicio que tanto se había deteriorado en la década del 90.

¿Cómo encontraron el hospital al asumir la gestión?

Donato: Lo primero que detectamos fue la mala administración de recursos y de las horas médicas con lo cual se atendían menos pacientes de los que efectivamente se podían atender, y como no estaba bien ordenado el funcionamiento de los quirófanos se hacían pocas cirugías.

-¿Cuáles son la diferencias más notorias de esta gestión en comparación a las anteriores?

D: Se hizo un replanteo del área administrativa contable y se detectó que el mecanismo de compra no se ajustaba a todas las exigencias administrativas legales; se pidió una autoría completa para hacer un corte de gestión que determinó que había algunas fallas graves en el sistema de compras y se tomó la decisión de cambiar al jefe de esa sección. Nosotros reorganizamos todo el sistema administrativo lo cual permitió acortar los tiempos, mejorar la calidad de los insumos que se compraban y abaratar los costos.

-¿Por qué se cambiaron los directivos y los jefes de varias secciones?

D: Implementamos una serie de cambios profundos en el hospital que permiten administrar mucho mejor el recurso humano y el material en pos de brindar una mejor asistencia al paciente. El cambio del Jefe de cirugía y el de laboratorio se debió a que queremos plantear un nuevo esquema que permite hacer más cirugías en el mismo tiempo aprovechando más los recursos

-¿Qué tipos de cambios en las prestaciones se han realizado desde que asumieron la dirección?

D: En la comisión anterior se hacían menos de dos cirugías diarias y ahora estamos llegando a las 10. Además, hemos achicado la lista de espera a la mitad en menos de tres meses.

Palacios: La espera que había en las guardias era de hasta seis horas y para solicitar turnos era de 30 días. Desde que asumimos lo máximo que se tarda en dar turnos es de 7 a 10 días y en la mayoría de los casos se hace demanda espontánea por el sistema de los consultorios CODE.

-¿Aumentó la cantidad de recursos que la Provincia envía al hospital?

D: Sí, hemos incorporado cerca de 50 profesionales y agilizado mucho los tiempos de entrega de insumos gracias a la buena voluntad y al apoyo del gobernador Felipe Solá y del Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García.

-En los años anteriores se cobraba una cooperadora para atender a los ciudadanos. ¿Se sigue implementando esa metoldología?

D: Lo primero que realizó el Director ejecutivo, Carlos Oviedo al asumir el cargo fue prohibir el cobro de cualquier tipo de cooperadora. La cooperadora es una entidad autónoma sobre la cual nosotros no tenemos control ya que es una organización civil pero aquí ya no funciona para garantizar que la atención sea totalmente gratuita. Las cooperadoras funcionaban históricamente y cuando llegamos detectamos que se cobraba algún tipo de bono en los servicios y los quitamos absolutamente.

¿Cómo se están manejando con las internaciones?

D: Como estamos en obra la capacidad del hospital disminuyó sensiblemente. En este momento tenemos menos de 100 camas efectivas en un hospital que originariamente tenía 300 y que cuando esté terminado va a tener entre 200 y 220 camas. De todas maneras la población de Lomas hasta hoy creció muchísimo con lo cual probablemente aÚn las 200 camas también sean insuficientes.

¿Se pensó en alternativas al respecto?

D: Sí, pensamos “llevar el hospital a las casas” o sea que los pacientes que ya están en recuperación puedan completar el tratamiento en sus hogares y esto haría que no necesitásemos tantas camas de internación y podríamos brindar una mejor atención.

-En la Provincia se denunciaron problemas con respecto a la falta de insumos en los centros de salud. ¿Cuál es la situación del Gandulfo en ese sentido?

Donato: Es cierto que hubo una falta de producción de muchos insumos pero nosotros desde aquí estuvimos tratando de resolverlo y para ello realizamos pequeñas compras para tratar de no cortar los servicios y conseguimos ayuda o préstamos de otras instituciones o de “algún hospital amigo” que estuviese en condiciones de ayudarnos.

Con respecto a los insumos de laboratorio hubo algunas deficiencias presupuestarias y administrativas por lo que intervino el Ministerio de Salud que se está encargando de regularizar la situación y creemos que en el transcurso de esta semana lo vamos a resolver. Queremos que las urgencias estén cubiertas aunque tengamos que diferir algunas previendo que las más urgentes tengan respuesta.

-Desde hace algunos años los anestesistas dejaron de ser personal del hospital y pasaron a ser contratados por la Provincia ¿Ese cambio generó algún tipo de conflicto?

D: Eso es un gran problema ya que como no son personal del hospital y realizaron un contrato a través de la entidad que los nuclea (la Asociación de Anestesia) y brindan un servicio contratado no tenemos un control estricto sobre ellos y muchas veces plantean cuestiones burocráticas administrativas donde dejan de prestar el servicio y se tienen que dejar de hacer cirugías. Hay veces que ellos faltan y no tenemos mecanismos de control que nos permitan tener una respuesta rápida a eso.

¿Cuáles son los próximos proyectos que se prevén realizar en el centro de salud?

P: El interés y la ilusión del hospital es trabajar en todos los niveles y lugares a los que podamos llegar. Actualmente estamos trabajando de manera articulada y no estamos logrando llegar a los centros periféricos pero seguramente en un futuro podamos dar respuesta a las carencias de todos.

D: Nuestra intención es que el Hospital recupere el esplendor que perdió en los `90 porque estamos pensando en el Gandulfo a futuro.

¿Cuál es el balance de estos primeros meses de gestión?

D: Nuestra filosofía es brindar la mejor atención con una buena accesibilidad para toda la población de Lomas y sin distinciones. Porque aquí todos tenemos que ser iguales independientemente del sexo, ideología y condición social.

P: Se está visualizando un hospital distinto al que estaba funcionando en cuanto a la proyección del hospital a la comunidad y en cuanto a encomendarnos bajo una frase que dice el director, Carlos Oviedo: “El hospital es para los pacientes”. Mirándolo de esa manera las medidas que se tomaron en estos cuatro meses pueden parecer raras para la manera en la que estaba funcionando el centro asistencial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No recibimos comentarios anónimos, deje su mail o sitio web para que su comentario nos beneficie a todos

2013